Life in Korea & Tips

5 cosas en Corea que te chocarán

Siendo países tan lejanos en distancia y cultura, es normal que haya muchas cosas que nos choque a los españoles al venir a Corea. Algunas de estas cosas chocan al principio, pero uno termina acostumbrándose pronto… como los váteres electrónicos de última generación, o las hordas de ajjumas excursionistas vestidas de multicolor invadiendo los metros y buses. Pero hay otras cosas a las que uno no se puede acostumbrar tan fácilmente…

1) Los empujones y la violación del espacio personal: vivir en un país con una densidad de 17.475,44 hab/km² (2012) (Referencia densidad en Madrid: 809 hab/km² en 2013) tiene sus costes, y uno de ellos es el poco espacio personal que hay en zonas populares como el centro, gangnam, el metro, los buses, etc. ¡Y los ascensores de la empresa! Vamos peor que una lata de sardinas.

Cuando piensan en ascensores y en Corea…

Y no solo eso… cuando vas andando a veces te empujan para pasar, y sino, lo contrario. Hay gente que va tan distraída en su móvil y caminando tan despacito, que a veces tú también te ves obligado a empujar. Además, hay que hacer cola para cualquier cosa que valga la pena.

Aquí se hace cola hasta para entrar en IKEA! (Eso sí, esto es del día de apertura)

2) Las pocas explicaciones que te dan para todo. Esto me afecta sobretodo con los médicos y dentistas. Cuando me duele algo y voy a que me revisen, nunca me explican qué me están haciendo, o por qué tengo que tomar esta medicina o la otra, ni aunque les pregunte me responden. Una vez, cuando le pedí a un dentista que me fuera explicando que estaba haciendo en mi boca, me preguntó de forma incrédula: ¿y qué quieres que te explique? ¡Pues lo mismo que me explican en España! Que si me estas limpiando una caries con tu herramienta, o cuan profunda es, que si “ahora quizás te moleste, aguanta un ratito”… no sé, a mí esas cosas me calman.

Eso… a mí que me expliquen que me estoy tomando

Otro ejemplo son las medicinas. Si pillo una gripe mala, voy al médico para que me den un par de medicinas para poder curarme rápido. Aquí te recetan entre 4 y 6 pastillas para cada toma, con 3 tomas al día. Y lo peor es que las medicinas te las empaquetan en tomas. Es verdad que así se aseguran de que no tienes más medicamentos de los que necesitas, y es verdad también que es más fácil llevar estas bolsitas de plástico con las medicinas de cada toma separadas. Pero con este método, no tengo ni la caja, ni el vademécum, y así nunca sé exactamente qué estoy tomando. Pero aquí en Corea eso es normal, porque nadie cuestiona a un experto que sabe más que tú. Señores, yo no se por cuestionar, ¡sino por saber y poder juzgar por mí misma!

3) El olor a Kimchi durante el desayuno: en comidas y cenas, entiendo que haya Kimchi y que la gente lo tome. Pero a las 7 de la mañana y recién levantada, lo último que espero oler (o comer) es Kimchi. Ir a la cafetería de la empresa y toparme con este olor es algo a lo que aún no me acostumbro. De hecho los desayunos en Asia son bastante diferentes a los nuestros, menos mal que en la empresa nos sirven desayuno “americano” (entre comillas porque tampoco es muy americano), porque si me viera olbigada a desayunar pescado/ramen picante/cerdo con papas a las 7 de la mañana, creo que directamente pasaría de desayunar.

4) Los cafés: las cafeterías son monísimas, como ya dije por aquí, pero los cafés son más bien malos. A mí el café muy caliente no me entra, así que en España lo pido con leche fría y sale perfecto. Aquí aún explicándolo en coreano, no te entienden, así que lo que te dan es un café con leche con una cantidad tremenda de hielo y de leche. Al poco rato, el café está muy aguado. Además, me ha pasado de seguir dormida después del café, para mí que no tiene mucha cafeína…

Así de blanquitos son los cafés… primero echan todo ese hielo, luego añaden leche hasta el tope, y finalmente echan 1 chorro de café

5) La doble moralidad: esto quiero aclarar que no pasa siempre, pero sí que me ha pasado a mí varias veces en la empresa. La gente tiene doble moralidad. Ejemplo: “¡Uy no, no puedes llevar una blusa sin mangas (de tiras anchas) porque está prohibido por Recursos humanos, que enseña demasiado!” Pero bien que las chicas van en shorts (de los cortos, no hasta la rodilla) o mini faldas, eso no es enseñar, nono. Eso está bien visto. Yo esto no lo entiendo, ¿desde cuándo los brazos son más sexies o sugerentes que las piernas (muslos)?

Este vestido sería totalmente aceptado, aunque la falda sea algo cortita (las he visto más cortas, pero no puedo sacar fotos en la oficina)

Y esto es todo por ahora, que tampoco quiero meterme en un loop de negatividad!

Pronto escribiré las 5 cosas extrañas en Corea a las que te acostumbras, y sin las que podrás vivir después!

Advertisements

One thought on “5 cosas en Corea que te chocarán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s