Food & Eating in Seoul · Life in Korea & Tips

La comida coreana: una relación de amor-odio

Oops, looking for the English version? Click here!

¡Ya estoy de vuelta de los EEUU! Antes de incluso aterrizar, me entristezco al pensar que estoy de vuelta en Corea, donde tengo que comer mayoritariamente comida coreana. No me malinterpreten, hay algunos platos que me encantan, pero si comiera estos cada día, me volvería obesa y con el colesterol por las nubes. Bueno, hoy les vengo a hablar sobre la comida coreana en general, mi historia con la comida coreana, y las razones por las que me gusta y me disgusta.

La comida Coreana

He recopilado una lista de la comida coreana que más veo, incluyendo mis platos favoritos. Tengan en cuenta que escribo de forma subjetiva, así que aunque a mí no me guste un plato, es muy posible que a ustedes aún les encante.

1. Kimchi 김치: se trata de col fermentada con un sabor picante y agrio, y se toma normalmente como acompañante. Este plato es uno de los más representativos de Corea, y yo lo veo en cada una de las comidas. Normalmente es rojo y picantito, aunque hay muchas versiones, incluyendo una blanca que es solo agria pero no picante, y que es la única que yo tomo.

White kimchiA veces se mezcla con otras cosas para convertirse en un plato principal, como por ejemplo arroz frito con kimchi o torta de kimchi (kimchijeon).

KImchi fried rice

2. Bibimbap 비빔밥: bol grande con arroz abajo y diversas verduras, setas y a veces carne arriba. Este plato parece bastante apetitoso y muy sano, hasta que le echan una salsa roja picantona y lo mezclan todo.,, ¡entonces ya no se ve ni bonito ni sano!

3. Kimbap 김밥: el famoso sushi coreano, que no es sushi para nada. No suele llevar pescado crudo, aunque a veces lo veo con atún de lata (참치 김밥). El kimbap es un rollo de arroz y alga, relleno de varios ingredientes. El kimbap en Corea es muy barato, empezando en W1,000 para rollos pequeñitos, hasta W3,000 para los kimbap de atún o carne. Si quieres una opción mas lujosa, también hay cadenas que hacen kimbap de alta clase y coste.

1433678262989

4. Cold noodles/naengmyeon 냉면: por alguna razón, yo odio este plato. No puedo tomarlo simplemente. Quizás es porque a mi primera llegada a Corea, después de no comer desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde (durmiendo, deshaciendo las maletas y luego esperando a mis nuevos compañeros para ir a cenar juntos), lo único que me sirvieron fue este bol de fideos frío con una sopa gelatinosa y una sola pieza de carne y huevo minúsculas. Tras probarlo, casi lloro. Todos los restaurantes de la zona ya estaban cerrados y yo me moría de hambre.

2013-05-24 21.18.315. Sundae 순대: este jamás lo he probado, pero lo incluyo aquí porque lo veo a menudo y a los coreanos les chifla. Sundae es una salchicha oscura hecha con intestinos de vacas/cerdos. Se toma como snack, pero también en sopas. Lleva sangre.

sundae

6. Ddeokbokki 떡볶이: otro snack clásico que no entiendo por qué les gusta tanto… ddeokbokki (pronunciado topoki) está hecho de masa de arroz y suele venir en una salsa roja picante.

Ramen with ddeokbokki
Ramen with ddeokbokki

7. Japchae 잡채: fideos hechos con batata/boniato (sweet potato). Normalmente se fríen con verduritas y se sirve como acompañante. A mí me gusta más cuando los sirven a temperatura ambiente.

8. Bulgogi 불고기: ternera marinada a la parrilla. Empezamos con las carnes, que son los únicos platos que me gustan de Corea. Cada sitios los marina algo diferente, así que a veces me encanta y otras veces sin más.

9. Galbijjim 갈비찜: ¡uno de mis top favoritos! Costillitas de ternera marinadas y cocinadas al vapor en salsa de soja con azúcar y algo de picante. El sabor, ligeramente picantón y dulce a la vez, es espectacular. Se sirve bien calentito y con setas, una delicia total. Tan delicioso, que me esfuerzo por aguantar el picante y me lo como igualmente.

GalbijjimCasi siempre llevo a mis visitas VIP a una cadena de Seúl que se llama 강남면옥 y que sirve el galbijjim más bueno que he probado. Es popular en Corea, y suele estar lleno a casi cualquier hora. Sirven el galbijjim en tres tamaños: pequeño 소/小 a W35,000, mediano 중/中 aW45,000, y grande 대/大 a W55,000. [29, 37 y 45 euros respectivamente, a día de hoy]

Aunque parece bastante caro, se puede compartir perfectamente el plato “pequeño” entre 3 personas, mediano para 4 y grande para 5, pues además del galbijjim, te sirven acompañantes, como es de costumbre aquí en Corea. Si son de mucho comer, pidan un poco más o pidan galbitang (sopa de costilla) o mandu (empanadillas).

10. Samgyeopsal 삼겹살: el clásico de la comida coreana. Se usa la parte más grasienta del cerdo, la barriguita, y se hace a la parrilla, normalmente en tu propia mesa y por ti mismo. En Corea se suele tomar para cenar acompañado de cerveza y soju (un alcohol coreano muy barato y que te emborracha rápidamente).

Samgyeopsal

A mí nunca me había gustado la grasa de la carne, pero el samgyeopsal ahora me encanta. Antes ni siquiera me gustaba tanto el bacon porque consideraba que llevaba mucha grasa… pero eso es parte del pasado ya. Recuerdo la primera vez que vi el samgyeopsal. Había ido a caminar con unos amigos por la montaña y no pudimos comer. Terminamos a las 4 de la tarde y fuimos a comer/cenar. Pedimos samgyepsal y yo me horroricé al verlo, y me negué a probarlo. Tonta de mí, que comí no más que arroz…

samgyeopsal from palsek

La segunda vez que lo vi estaba en un hwesik, que es una comida con los colegas del trabajo. Me estaban dando la bienvenida, y lo único que habíamos pedido era samgyepsal, así que estaba presionada a probarlo. Lo probé y… ¡BUM! Me ENCANTÓ. Desde entonces, como samgyeopsal 🙂

Samgyeopsal more

11. Bossam 보쌈: no conocí este plato hasta mi segunda y definitiva visita. Es prácticamente como el samgyeopsal, pero en vez de a la parrilla, se hace al vapor, por lo que parece y sabe un poquito más sano.

Bossam

12. Fried Chicken 양념 치킨: vale… se puede tomar pollo frito aquí y en Pekín (o sea, en todos lados), pero hay que decir que el popllo frito de aquí es especial. Es muy tierno por dentro, y muy crujiente por fuera. He leído que se fríe 2 veces para conseguir el frito crujiente, pero entonces deben de ponerle algo a la carne para que salga tan tiernita. En Corea se puede comer pollo frito en todos lados, incluso se vende en algunas tiendas de 24h. Hay muchas variedades, desde la típica receta clásica hasta la 양념 (con una salsa roja dulzona) y otras cosas como pollo con cacahuete.

Fried chicken

13. Jjimdak 찜닭: este otro plato de pollo se parece bastante al  galbijjim en sabor (noten que ambos tienen la palabra “jjim”). Se suele servir en un plato grande también, pero con fideos transparentes, patata y zanahoria. Los restaurantes que lo sirven suelen estar especializados en esto y el nivel de picante y ajo varía dependiendo del establecimiento. Mi versión favorita es, sin duda, la no picante y con un sabor dulzón.

Jjimdak

14. Samgyetang 삼계탕: finalmente, una sopa de pollo. No es tu típica sopa de pollo, ya que lleva un pollo entero, relleno con arroz glutinoso, ciruela, ajo y, sobretodo, jengibre. Lo más curiosos de esta sopa hirviente, es que se toma en verano. ¡Les contaré más muy pronto!

Samgyetang

Espero que eta mini-guía les sirva de ayuda 🙂 Obviamente hay mucho más, pero he tratado de incluir lo que se ve y come más, y lo que a mí personalmente me agrada.


Mi historia personal con la comida coreana

Como algunos ya sabrán, de pequeña fui a una iglesia coreana. En aquel tiempo, no había mucha comunidad china, y lo más cercano que teníamos era una iglesia coreana que ofrecía traducción instantánea del servicio en español, inglés, y chino. Así que cada domingo, iba a este lugar, y después de los servicios, un grupo de ajjuma (término usado para designar a mujeres de entre unos 30 y 60 años o casadas) cocinaban comida coreana para todos los demás.

Recuerdo que, dependiendo del domingo, comía odeng 오뎅 (una especia de lámina hecha a base de pescado) que me gustaba al principio, pero que pronto me cansó y empezó a disgustar. Tampoco era fan del curry coreano (demasiado cremoso y sin carne, me sabía artificial). Lo que sí me gustaba era la carne que hacían, parecida al bulgogi, pero esto lo servían solo en fiestas y ocasiones especiales. Otra cosa que me gustaba mucho era un snack que era como una croqueta gigante con papa/patata y otras verduras dentro. Ah, y los bocadillos de queso que nos ponían en el desayuno o los especiales de pollo con alioli que nos daban cuando actuábamos en las fiestas. Pero esperen, eso es comida española canaria, ignorenme :p Ahí probé también el japchae y el kimbap. Mi mayor recuerdo es, sin embargo, el fuerte olor del kimchi inundando la sala de comer y todos los sitios adyacentes. ¡Sólo de olerlo me daba nauseas!

Así que como pueden ver, nunca me gustó demasiado, a excepción de dos o tres cosas. 10 años más tarde, llego a Corea para hacer unas prácticas de empresa. Aquí, en el edificio donde trabajaba, solo había una cafetería que sirve mayoritariamente comida coreana, y con algo de suerte, comida japonesa de influencia coreana. Pero no puedo quejarme, al menos nos dan comida 3 veces al día. Eso sí, perdí varios kilos y eso que cada día tomaba un café con helado o un helado para no morir de hambre.

Dos años más adelante, y estoy viviendo en Corea, ya no de forma temporal. Esta vez, sabiendo que no puedo seguir muriendo de hambre, decidí darle una segunda oportunidad a la comida coreana y encontrar cosas que me gustaran, y desde entonces me he hecho fan de: samgyeopsal, bossam, galbijjim, galbitang, jjimdak, samgyetang y quizás, dependiendo del día, kimbap y bibimbap.

Me cooking samgyeopsal


¿Por qué una relación de amor-odio?

Bueno, pues ya saben o deberían de saber que me encanta comer carne, ya sea en hamburguesas, un pollo entero, o cocinado con una rica salsa (de champiñones o de lo que sea). En Corea, todo esto, es difícil de encontrar. Por alguna razón, la comida coreana incluye muy poca carne, o más bien durante toda la semana apenas comen carne y luego un día van y se hinchan a samgyeopsal u otras carnes. Pues como me gusta comer carne cada día, este plan no funciona conmigo, y si como samgyeopsal cada día, acabaré en el hospital.

No puedo comer comida picante, mi boca empieza a arder, y a veces tamién mi estómago. A los coreanos les gusta añadir picante en todo, incluso en la comida extranjera. Además, suelen poner mucho ajo crudo o semi crudo. En España cocinamos las carnes con ajo, pero sólo al principio y luego lo quitamos. Aquí una vez sirvieron pollo al horno, y venía con unos 15 dientes de ajo, ¡que al principio pensé que eran bolitas de papa/patatas! También suelen abusar de la sal o de cualquier sabor. Por estas razones y más, me cuesta acostumbrarme a la comida coreana, me cuesta quererla.

¿Y a ustedes les gusta la comida coreana? Si no la han probado aún, ¡están empezando a surgir varios restaurantes coreanos por España y todo el mundo! Vayan a probar y díganme que piensan 🙂

Advertisements

4 thoughts on “La comida coreana: una relación de amor-odio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s